domingo, 16 de octubre de 2011

Cada criatura, al nacer, nos trae el mensaje de que Dios todavía no pierde la esperanza en los hombres

No hay comentarios:

Publicar un comentario